Se dice que…La presidenta del Concejo Deliberante de Posadas, Maggie Solari, se volvió ambiciosa por demás y que ese juego perverso que hace con los concejales opositores y con el manejo de contratos y efectivo, tendría como contrapartida el mismo rol pasivo que ella mantiene con los caprichos, fantasías y ambiciones del empresario del transporte, Marcelo Zbikoski. Es más, todos dicen que es “su sirvienta política preferida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website