Se dice que…después de la derrota en la Convención Radical que trató el tema de ir con el PRO o no, el diputado provincial Hugo Escalada habría sufrido un ataque de nervios y llanto por el cual debió ser atendido de urgencia ante la preocupación de los que lo acompañaban. El problema es que Escalada estaba convencido de que iba a poder voltear el acuerdo del radicalismo con el macrismo.

  1. Al radicalismo misionero no le importa el acuerdo con el PRO, si realmente les importara, se someterían a una elección de candidatos que es de lo que todo el tiempo se jactan (de ser democráticos). La verdad de la milanesa es que los conductores del radicalismo van a seguir perdiendo el tiempo y colmando la paciencia de los otros sectores políticos para imponer sus propios candidatos y de esa manera dar por tierra con un frente político opositor. No hace falta decir que lo que Escalada no pudo lograr en la convención, lo van a hacer los que ganaron en la votación. ¡Calma radicales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website