Se dice que…La diputada nacional de la Renovación sobresale por sus actitudes poco convencionales para conseguir “beneficios extras”. La porteña Flavia Morales es una lobbista muy eficiente en sus tratos empresariales que van desde tabacaleras hasta corporaciones internacionales y eso trajo enojo en el seno del oficialismo. El dato de color es Flavia Morales parece no entender que el proyecto misionerista se basa en pensar en la gente y no en escalar posiciones sociales y económicas a nivel personal, se quejan funcionarios de la primera linea del gobierno provincial.