Se dice que… El defensor del Pueblo de la ciudad de Posadas está cuestionado dentro y fuera de la Renovación por su dudoso rol frente a ciertos grupos empresarios en desmedro de los vecinos posadeños. Alberto Penayo utiliza fondos de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Posadas para pagar pauta publicitaria a ciertos medios de comunicación oficialistas para que lo protejan mediaticamente de su paupérrima gestión. El dato de color es que Alberto “Beto” Penayo, junto al diputado Roque Gervasoni y la ministra de Derechos Humanos Tiki Marhesini, forman el famoso “Trío Galleta”, al menos así los llaman dentro del gobierno provincial por su falta de seriedad.