Se dice que…La dudosa ética y moral del diputado nacional sigue en el ojo de la tormenta después de haber apoyado la subas de tarifas y oponerse, según él por “razones de Estado”, al beneficio para que a los misioneros no se le cobre impuesto a las naftas. Como en Posadas todo se sabe, salió a la luz que Luis Pastori compró 80.000 dólares a 20,30 y los vendió 23,50, “ganando en apenas 48hs la suma de 256.000 pesos”. El dato de color es que la misma Casa de Cambio en la que el dirigente radical habría realizado la operación maneja las cuentas bancarias, en Encarnación, de una familia muy particular, donde uno de sus integrantes trabaja para la Renovación en el PJ Misiones y el otro presidió e integra la Cámara de Comercio de Posadas y es un influyente, gracias a su suegro, de los quinchos de paladar negro del PRO.