Se dice que…En un documento interno sin firma, la Agencia Nacional de Discapacidad -que depende del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación– dejó afuera a los menores como beneficiarios de pensiones. El argumento es que no tienen incapacidad laboral e implementaron un complejo tramite burocrático para que el beneficiario pueda demostrar lo contrario, haciendo técnicamente imposible lograr recuperar el beneficio. El dato de color es que hay más de 20 mil solicitudes de pensiones por discapacidad que están “cajoneadas”.