Se dice que…Un funcionario renovador se reunió con representantes de la compañía inglesa North West Water, en la casa bonaerense de un dirigente de paladar negro del PRO local, situada en el exclusivo barrio privado Nordelta. La idea inicial, al igual que en Brasil, sería ceder la explotación del Acuífero Guaraní por 10 años para obtener regalías extras para la provincia y las obras estarían a cargo de una empresa local, que es la encargada de la construcción de los edificios de departamentos del negociador del oficialismo provincial. El dato de color es que los actores a cargo de dicha operación aseguran que no es un privatización, sino una concesión para la modernización y explotación para el bien común del recurso más importante que tiene Misiones, el agua.