Se dice que…Las petroleras se aprestan a aumentar un 10% los precios de los combustibles líquidos en las estaciones de servicio de venta al público minorista. Tal como lo hicieron en 2015, las empresas ajustarían sus precios horas después de las elecciones del domingo. El dato de color es que ya no tendrán que pedir autorización al Gobierno, ya que el presidente Mauricio Macri los liberó a fines de septiembre de ese trámite.